Que la comunicación es esencial no hace falta ni que te lo diga. Como tu proyecto eres tú – tu currículum-,  a estas alturas  ya has pensado bien qué quieres decir y ahora empezarás a pensar cómo decirlo.

A veces tendrás que expresarte por escrito y otras personalmente. Tendrás que conseguir comunicarte de manera clara, entretenida y eficaz (o por lo menos intentarlo). No te asustes. A esto también se aprende.

Acompañando al currículum, normalmente va un elemento más: la carta de presentación. Su objetivo es que consigas una entrevista con el entrevistador/a, así que tienes que ponerte manos a la obra y empezar a escribir con estrategia y un cierto estilo. Además, para la entrevista tendrás que prestar atención otro tipo de lenguaje, el lenguaje no verbal.

En “HERRAMIENTASvamos a dejar reposar un poco el currículum y vas a redactar esa carta.  En ”REDES + 2.0si has ido puliendo tus perfiles para  crear tu “marca personal”, podrás hacer tu tarjeta 2.0 e incluirla en tu currículum. i has llegado hasta aquí quiere decir que,  SIN DARTE CUENTAte has tomado muy en serio tu objetivo de encontrar trabajo, así que pensarás en los objetivos que vas a plasmar en tu currículum. Si “YA LO DECÍA AQUELLA PELI“, estás a punto de comunicarte, y sin ser gritón. Habla tanto lo que se dice como lo que se calla.

Puede que envíes tu currículum a una empresa que está realizando una selección de personal, o puede que estés haciendo una “autocandidatura” (enviar tu CV a empresas que a ti te interesan aunque en ese momento no busquen a nadie). En los dos casos, te hace falta una carta de presentación.

Aunque no te parezca importante, el no tener faltas de ortografía es esencial. Si no te sientes muy segura/o, utiliza el autocorrector; es de gran ayuda.

También es esencial no repetir una palabra en un mismo párrafo. Si tienes la sensación de estar haciéndolo, puedes comprobarlo fácilmente. Si trabajas en Word, en la barra superior clica en buscar, escribe la palabra sobre la que dudes, y te aparecerá resaltada. Seguramente lo mejor es que busques un sinónimo. Es esencial  o fundamental, o importante, o básico, o necesario). Puedes buscarlos aquí: DICCIONARIO DE SINÓNIMOS

Hay muchísimos modelos de cartas de presentación en internet. No te hace falta copiar una literalmente porque ahora sabes muchas más cosas interesantes de ti que al empezar a leer esta guía. No tengas miedo y personaliza la carta: aunque te bases en algún modelo, hazla tuya. Que se note que una de tus capacidades es la seguridad en ti. Inténtalo con ésta:

Ejemplo de Carta de Presentación

Una forma de darte a conocer es mediante una tarjeta digital, también llamada página personal, que permite aglutinar en una sola página tu nombre, datos de contacto, breve descripción y enlaces a tus redes sociales, página web, blog, etc.

La puedes incluir como firma de tus mails o compartir su dirección en redes, etc y de esa forma estarás enviando un acceso a todos esos links.

Algunas de las herramientas de pago y gratuitas para crear este tipo de Página Personal son: About.me, Flavors.me, Pixelhub, Zerply, Re.vu, Follr, Brushd, Wall of me, Carbonmade

De entre todas ellas, seleccionamos CARRD.CO, porque es de las más fáciles de utilizar y  en pocos minutos puedes crear una página personal atractiva y que reúne tu información más relevante, formas de contactarte y enlaces de tus perfiles. Utiliza este tutorial para hacer tu página personal (tarjeta digital)

 

De verdad que ya no vamos a hablarte más de competencias.

Ahora vas a poner a prueba lo que has leído en “comunicación” y te vas a lanzar a escribir los “objetivos”,  que es el párrafo que va a encabezar tu currículum.

Coge papel y boli y piensa qué quieres decir, cuáles son realmente tus objetivos (formar parte de un equipo de trabajo, poner en práctica tus conocimientos…). Empieza a escribirlos; no te saldrá a la primera, pero no te rindas: no se escribe igual que se habla, y encontrar un tono con el que sentirse a gusto es complicado. Cuando creas que ya lo tienes, escríbelo en el ordenador para descartar alguna  falta de ortografía. Déjalo reposar y léelo después de un buen rato, a ver si te sigue sonando bien o encuentras algo que cambiar.

Te damos una pista:

“Formar parte de una empresa en la que pueda poner en práctica y compartir mis conocimientos, a la vez que me ofrezca la oportunidad de crecer en el área laboral, personal e intelectual y así ir logrando mis objetivos.”

Cada situación te permite un tipo de comunicación. No hablas igual cuando estás con tus amigos y amigas que cuando están en clase o hablando con la dirección del Instituto. En cada situación eliges un “registro verbal”. Pero también tienes que tener en cuenta que puedes decir mucho justo cuando no dices nada.