Pensar que quieres hacer tu currículum no es precisamente tener una idea: es tener un objetivo. Algo inconcreto todavía, pero un objetivo.

Empezar a darle forma no siempre es lo más fácil, así que, para ayudarte, te proponemos algunas técnicas: unas facilitan que las ideas broten y, otras, te ayudarán a elegir las mejores.

Esta es solo una plantilla encontrada en internet para hacer tu currículum. Pero también puede ser tu peor pesadilla. Si no has trabajado todavía, no tienes nada que poner en “experiencia”; además, puede que hayas dejado pronto de estudiar, o que los idiomas no sean lo tuyo, así que tu primer problema es que crees que no tienes nada que poner. ¡Pues te confundes! Tu experiencia vital y tus aficiones, bien contadas después de pensar un poco sobre ellas, pueden ayudarte a completar tu currículum y, de paso, a tener otra imagen de ti.
En “HERRAMIENTAS” te proponemos que te olvides de esa plantilla y que pienses, por ejemplo, en si deberías incluir en tu CV si tienes perro.En ”REDES + 2.0” te invitamos a que mires cómo te ven los demás (recuerda que estamos pensando en hacer tu currículum, no en tu cuadrilla) y, en “SIN DARTE CUENTA” verás que, mientras ibas probando las cosas que te hemos propuesto, has ido aprendiendo cosas que no sabías. Si “YA LO DECÍA AQUELLA PELI

En este momento, lo único que tienes claro respecto a tu currículum son tus datos personales y tus estudios. Algo es algo pero, seguro que si te observas un poco mejor, puedes empezar a añadir más información útil sobre ti. Vamos a pensar en las cosas que te gustan: ¿tienes mascota? ¿practicas algún deporte? ¿te gusta leer? Cualquiera de nuestras aficiones lleva “escondidas” algunas competencias que las personas que leerán tu currículum esperan encontrar (ya hemos hablado de qué son las competencias: no se trata solo de saber, sino de “saber hacer” y de “saber ser”; no importan solo los conocimientos, también las habilidades y la actitud. ¿Te acuerdas?, lo has aprendido “SIN DARTE CUENTA”).   Vamos a pensar ahora qué competencias tienes ya desarrolladas por tener una mascota aunque, si quieres, puedes encontrar muchos más ejemplos en internet. Hay montones de páginas que ayudan a hacer tu currículum y seguro que ya te conoces unas cuantas y ya se te ha ocurrido guardarlas es tu symbaloo. Desde aquí te proponemos la guía “eres lo que te gusta”.

Ya le estás dando la vuelta a tu currículum; ya es algo más completo e interesante y casi no puedes evitar imaginar que ya lo has completado, lo has enviado y que te llaman para la primera entrevista de trabajo. Pero detente un momento y piensa: posiblemente, antes de llamarte para esa entrevista, desde la empresa buscarán algo de ti en internet, ¿no? ¿Y qué encontrarán? Pues lo que se conoce como la huella digital, el rastro que dejas si tienes perfil en redes sociales, si participas en juegos on line, si subes fotos… Puedes probarlo, ¡googléate! Igual tienes más “fama” de lo que crees, como les ha pasado a estos chicos y chicas de Vallecas

Como ellas, normalmente no valoras las consecuencias que tiene publicar cualquier tipo de información sobre tu vida, pero ahora que estás pensando en encontrar trabajo tienes que saber que puedes controlar lo que publicas, decidir quién lo ve o quién no lo ve y así ir construyendo tu “identidad digital”, la imagen que quieres que los demás tengan de ti.

Para hacer…

Googleate

¿Te has preguntado alguna vez qué puede ver cualquier persona si escribe tu nombre completo en Google? Haz clic aquí para saber cómo hacerlo.

Perfiles en Redes

Piensa en la imagen que quieres transmitir, tanto en el mundo real como on line, en tu “IDENTIDAD DIGITAL”. Con esa imagen en la cabeza, mira atentamente todos tus perfiles en redes. ¿Toda tu información es pública?¿Quieres que todo el mundo sepa eso de ti, o solo tus amistades, o tu familia? Recuerda que ahora tu objetivo es encontrar trabajo… Toma nota de todo, de lo que no quieres que se vea y de cómo quieres que sea tu imagen a partir de ahora. Elimina lo que no te gusta y empieza a publicar lo que te ayude a construir tu “marca personal”. Puedes consultar los siguientes tutoriales:

Puede ser que todavía no tengas muy claro si esto tiene que ver contigo o si no te sirve de nada. Pues, aunque no te hayas enterado, sigues aprendiendo muchas cosas sin darte cuenta. Y sí, ¡volvemos con las competencias! Con las búsquedas en google, y después de haber pensado un poco sobre qué has encontrado en ellas, y con las características que has encontrado escondidas en tus aficiones, has ido trabajando el AUTOCONOCIMIENTO. No podrás incluirlo en tu currículum pero, como cada vez eres más consciente de lo que eres y de tus cualidades, te servirá para orientarlo mejor. ¿Te ha picado la curiosidad de saber más? Sigue navegando.

¿Buscar en tus aficiones para hacer tu currículum? ¿poner si tienes perro o te gusta la escalada? No seas tú el que cierre la mente,
déjate llevar. Puede parecer que todo es cuesta arriba, agotador, y que no vas a llegar a ningún sitio. ¡Insiste!

!Seguro que llegas!